La gente opina: “¿Por qué no me interesa la paz ni el plebiscito?”

NO JUZGUE, LEA SIN CARGAS EMOCIONALES NI CAMISETAS PUESTAS… SOLO LEA Y ENTIENDA EL PORQUÉ NO ME INTERESA “LA PAZ, NI EL PLEBISCITO, NI ESTE CUENTO”. NO VOY A CAMBIAR DE OPINIÓN.

Mi padre, honesto y trabajador estuvo 10 años en un proceso que le quitó la libertad. La corrupción y un actor de la guerra, los culpables. (Un niño llamado Piero estaba con él en el carro cuando se lo llevaron).

Mi madre, honesta y trabajadora. Una mujer que tuvo que caminar de rodillas en su propia casa, cubriendo a sus hijos con un colchón en plena noche, mientras afuera se escuchaban ráfagas de otro actor de la guerra. (Uno de esos niños era el pequeño Piero).

Mi abuelo, un extranjero honesto que llegó a este país trabajando a sol y sombra. Que dio empleo y bienestar a Colombianos, sufrió varios secuestros (El mismo niño Piero estaba con él en el carro cuando se lo llevaron por primera vez), que costaron meses sin tenerlo en casa y todo el patrimonio que se ganó con su sudor. Eso lo llevó a una muerte violenta que JAMÁS mereció. La culpa es del otro actor de la guerra.

Si, mi familia no es del campo. No nos desplazaron, no reclutaron a ninguno de nosotros, no perdimos extremidades por minas… Somos una familia de gente que se crece en los momentos difíciles y sale adelante… Y salimos.. Hoy con mucho esfuerzo recibimos frutos. Tantos frutos, que para el ESTADO que hoy invita a la paz… No somos considerados victimas por nuestras declaraciones de renta. Además haciendo que nuestros victimarios no reciban lo que si padecimos nosotros.

– Perdone Piero…. No se deje llevar por el rencor y el odio, piense en el futuro, sus hijos…. Únase a la Paz, para que nadie más pase por eso. Dice quien vivió la guerra en titulares de TV.

Como si el simple hecho de haber pasado por todo eso y levantarme todos los días con la tranquilidad de ser honesto, trabajador, compartir mi casa, mi carro, compartir lo poco que sé con quien me lo pide, siendo un buen amigo, siendo respetuoso de la Ley, siendo un donante generoso de gente que lo necesita, siendo puntual con mi impuestos, siendo un empresario que siempre está al día con todo en un país que me dio la espalda en los momentos difíciles… Como si eso… No fuera Perdonar…

Como si haberle pagado a ese mismo estado que casi me quita la oportunidad de estudiar, más del doble de lo que me prestó para poder hacerlo y como si el simple hecho de no haber tenido en mi mano NUNCA un arma para cobrar venganza… No fuera perdonar.

Así es, yo vivo reconciliado con la vida que me tocó, vivo agradecido por cada cosa que me pasó… Y he perdonado a todo aquello que me causó dolor. He vivido en paz conmigo y con todos. Soy un hombre pacífico… De Paz… Y mi paz nunca dependió ni de que mi victimario se arrepintiera, ni reconociera y mucho menos pagara por el daño causado. Mi paz nunca dependió del estado que lo único que hizo fue ignorarnos como compatriota. Nunca dependió de un presidente, ni de unos acuerdos…

ES SIMPLE, NO VOY APOYAR ALGO QUE NO ME TUVO EN CUENTA COMO VICTIMA, PERO QUE SI ME VA OBLIGAR A SER CONTRIBUYENTE.

ESO NO SIGNIFICA QUE ESTOY EN CONTRA DE LA PAZ, NI A FAVOR DE LA GUERRA. TAMPOCO QUE USTED, QUE SI SE MONTÓ EN EL BUS, SEA MEJOR PERSONA QUE YO.

La paz no es de un país, la paz no está en una firma… No me confunda con alguien ignorante… LA PAZ… La mía, la suya y la de todos… Es innegociable.

Por: PIERO BUVOLI – Comunicador Social

Comentarios