Esta es La verdadera historia del Hospital Universitario de Sincelejo

La situación en el área de la salud siempre ha sido un problema del departamento de Sucre, ya que estos recursos siempre habían sido  tomados de caja menor para los bolsillos de los corruptos y el Hospital Universitario de Sincelejo HUS – ESE ha estado pasando durante décadas por las garras de la corrupción.

A inicios del nuevo período gubernamental, el actual Gobernador EDGAR MARTINEZ ROMERO, tenía entre  sus propósitos la recuperación total de este centro asistencial, como lo dijo en su discurso de posesión el día 1 de enero del 2016 y  aunque se han evidenciado algunas intenciones en pro de la recuperación del hospital como fueron los pagos atrasados  de salario de trabajadores a quienes le adeudaban hasta 20 meses de salario de  los años 2014, 2015 y 2016, hecho que fue ejecutado el día 1 de diciembre del año pasado.

Pero lamentablemente la situación en este año 2017, ha vuelto a ser la misma de períodos pasados, ni la Superintendencia Nacional de Salud  en el marco de la medida cautelar que lleva en el HUS desde el mes de mayo del 2016, ha logrado que el hospital funcione como debe ser  como un hospital de tercer nivel y es que no se puede hablar de calidad en la atención en salud mientras que al 80% de los funcionarios les adeudan 5 meses de salario en lo que va corrido del año 2017 y no solo eso, lo más crítico es que  a estos funcionarios  (Médicos, Enfermeras, Auxiliares, Camilleros, Remisionistas, Técnicos, Administrativos, Conductores) que con tanto esfuerzo llegan a laborar algunos en ayuna, a pie, ya que ni para la mototaxi tienen y que dejan a su familia  sin comida y con la preocupación en sus mentes.

Y es que ni siquiera dichos trabajadores tienen derecho a enfermarse debido a que les han suspendido la prestación de los servicios de salud. Esto obedece a la contratación porque aunque vallan en contra de la ley y estén  prohibidas por el gobierno nacional, el 80% de los trabajadores del hospital, está contratado por las famosas cooperativas que quieren disfrazarlas con nombre de  “Sindicato de trabajadores”, cuyo origen es de dudosa reputación porque no tienen ni ley ni Dios, no se acatan a ningún ente de control como Procuraduría, Contraloría, Ministerio del Trabajo  y lo más triste es que ni el mismo hospital  ejerce su control fiscal ni su labor de interventoría, porque las cuentas de cobro que son presentadas por ellos no llevan el pago de la seguridad social (SALUD , PENSIÓN Y PARAFISCALES) y aun así el  Hospital les paga  y para colmo al trabajador se le descuentan estos conceptos en su salarios.

Pareciera ante la comunidad en general que los problemas en el hospital se han acabado, cosa que es totalmente falsa, porque se puede decir que la situación ha empeorado en relación a períodos pasados, no se pueden hacer ni huelgas, ni paros, ni protestas por represarias y amenazas recibidas por funcionarios de planta a los funcionarios de cooperativas  de ser despedidos.

Hacemos un llamado de atención al señor gobernador para que mire a profundidad la problemática que se está viviendo a diario en esta institución, ya que se tiene un gerente el cual es puesto allí por él para que lo retroalimente de la verdadera problemática que se tiene y se eviten estas situaciones, en especial de que el personal se encuentre desafiliado, que a la cooperativa se les siga pagando y más teniendo claro que el gobernador prometió que ELIMINARÍA  las cooperativas porque eran un foco de corrupción.

 

Nota: ESTE ARTICULO DE OPINION REFLEJA EXCLUSIVAMENTE LA POSICIÓN DE SU AUTOR. RESERVAMOS SU NOMBRE POR SOLICITUD DEL MISMO

Comentarios