Querella pública al Fondo Mixto Para la Promoción de la Cultura y las Artes de Sucre

Hace 18 meses radiqué en las oficinas del Fondo Mixto para la Promoción de la Cultura y las Artes de Sucre, en Sincelejo, un proyecto que busca promover las actividades de creación, producción, difusión e investigación del lenguaje cinematográfico en la región.

El proyecto que se titula Historia de una Secuencia, busca crear conciencia y hacer memoria sobre la  fractura que ha sufrido la región de los Montes de María a manos de la violencia. El proyecto une a estudiantes, artistas, víctimas y a la sociedad misma en una reflexión, desde el arte, sobre el conflicto colombiano.

12473783_1107759095930373_3310831386925249466_o

La propuesta contempla tres fases: un componente pedagógico que contiene talleres de cine y fotografía para jóvenes y adultos en los municipios de Colosó, Morroa y Chalán. Posteriormente el rodaje de una historia, que contada desde el recurso del plano secuencia, revela la vivencia de una pareja de campesinos que sufrió muerte y desplazamiento en los Montes de María. Y la fase tres, de divulgación, que convoca a especialistas en el tema de memoria y Derechos Humanos, para que una vez se estrene el corto, se desarrolle una charla-debate sobre el paso de la violencia en Sucre durante los últimos 20 años.

Al proyecto le adjunté la documentación solicitada, entre ellos los papeles sobre antecedentes personales y certificado de Cámara Comercio actualizado y lo llevé personalmente a la Calle Nariño, donde opera el Fondo Mixto. Pasados 3 meses, en febrero de 2015,  me acerqué de nuevo al Fondo y poco o nada fue la respuesta. La secretaría me explicó en varias ocasiones sobre la ruta que deben cruzar los proyectos para luego ser aprobados y siempre me dijo que me llamarían.

En una oportunidad, pude por fin conocer personalmente a Dominga Ramos, gerente de esa Oficina, que cumplía 6 meses en el cargo. En los pocos minutos que pude hablarle, me presenté y le expliqué en resumen sobre los objetivos de mi proyecto. Me dijo que le parecía interesante; le pedí el favor que lo leyera, que era muy importante.

731c3-3a29c

Allí quedaron las cosas y pasó un mes más y volví. Después de esperarla casi 3 horas, pude verme con Dominga de nuevo en su oficina; le pregunté si había leído el proyecto y qué posibilidades había de que el Fondo apoyara y financiara parte del proyecto. Me confirmó, muy seca, lo que ya yo sabía. ‘Ahora no estamos apoyando ningún proyecto porque no hay plata; no han girado’.

Desde ese momento y después de tanta dilatación, me entró impotencia, y desespero. Empecé a preguntar a otros artistas y gestores culturales y la mayoría me recomendó no perder el tiempo. Otros me sugirieron hablar y hacerle lobby a un diputado; ¿quién es éste político y por qué con él? ¿No tiene autonomía la gerente y su grupo de trabajo para evaluar un proyecto?

Aborté los consejos y solo se me ocurrió enviar un Derecho de Petición de 3 hojas, preguntando sobre el paradero de mi proyecto y sobre las políticas del Fondo para la adjudicación de propuestas. Me respondieron antes de 15 días, por escrito, aduciendo casi lo mismo que me había dicho Dominga personalmente: “el Fondo es autónomo en escoger a quién y qué proyecto apoyan y que por ahora no había rubros económicos para financiar”.

Después de permitirme hacer uso de mi derecho al reclamo y haciendo algunos cuestionamientos en las redes sociales, lo único que logré, fue ser eliminada de la cuenta del Fondo Mixto y Museo Zenú en Facebook.

Me permití hablar con otras entidades, Cámara de Comercio, almacenes de cadena, ONG, pero las puertas me fueron cerradas, me parece que estaban en vísperas de elecciones de alcaldes y gobernador.

Continué con mis estudios de cine en el exterior; viajé a Buenos Aires. Me enteré que había otros artistas maltratados e inconformes y que se habían reunido para manifestarse en la Gobernación y Plaza de Majagual en varias ocasiones. No pasó nada.

De Argentina volví 10 meses después. En febrero de 2016, re-redacté el proyecto y ajusté algunos gastos del presupuesto y volví a radicarlo en el Fondo. No ha pasado nada.

Volví a enviarles solicitud de amistad en Facebook y allí estuve esperando varios meses; luego de volver a denunciar el hecho en redes sociales, me aceptaron de vuelta.

Quiero recalcar que mi enojo no es el rechazo a mi proyecto; este pronunciamiento abarca una problemática más profunda.

47709_10153085867515494_2035590240_n

¿Por qué esta actitud con los artistas? ¿en qué se están invirtiendo los recursos? ¿qué municipios o personas se benefician de las arcas del Fondo? ¿cumplen nuestras entidades culturales con las disposiciones de la Ley 814 de 2003?

Si nos referimos al tema concreto de producción de material cinematográfico, referente a Memoria Histórica en la región de Sucre, es poco o nada lo que se ha hecho desde los artistas. Por ello, estamos en mora de fomentar iniciativas que nutran nuestra memoria y archivo histórico a partir del territorio.

Aspiro y espero que este año bisiesto se pueda materializar este propósito. ¿Qué hacer? ¿quién podrá financiar proyectos de este corte en la región? ¿a dónde acudo?

Para quienes estén interesados en apoyar la iniciativa o contactarme, estoy por mail en hicoteafilms@gmail.com o claucastellano@hotmail.com, al fanpage de mi pequeña productora Hicotea films en Facebook, Youtube y Vimeo.

Gracias!

Por: Chiro Castellanos H.

Artículo Relacionado:

El diputado Carlos Carrascal manda en el Fondo Mixto Para la Promoción de la Cultura y las Artes de Sucre

Comentarios