En Sincelejo, campaña política humilde donde el candidato es quien carga su propia publicidad

Adolfo Ordóñez Chadid es candidato al senado de Colombia por la  lista de la decencia con el número 66. Recorre las calles de Sincelejo con su propia publicidad en una carreta valla. Ordóñez Chadid tiene varios proyectos productivos a la espera de ser cristalizados, pero que no tiene los recursos necesarios, por ello pide el respaldo de la comunidad.

El candidato se encadenó a una moto

Hace algunos años, el candidato mototaxista, luego de “caer” en un puesto de control de la Policía Nacional, y no poder certificar que su moto cumplía con la revisión tecnomecánica y de gases, compró una cadena y un candado, y se encadenó a su moto.

Los hechos sucedieron en Sincelejo al mediodía, y el mototaxista se soltó a las 7:00 de la noche, cuando fue visitado por  la Secretaría de Tránsito Municipal.

“El oficio que me tocó tomar no me ofrece ninguna seguridad social, por eso no es digno, las autoridades hacen cumplir las normas, pero quien responde por nuestras vida”, expresó Ordóñez Chadid.

“El estado tiene que entender y analizar que aquí nosotros no tenemos empleo, no hay empresas, no hay nada, y aquí el pueblo tiene que buscar la forma de salir adelante”, dijo.

De acuerdo con el candidato, dentro del gremio de mototaxistas hay personas valiosas, que son capaces de mostrar y ejecutar buenas ideas para su mejor desarrollo como personas dignas, pero se requiere apoyo del Estado.